>

Soluciones en tejados



Soluciones en tejados

Cada vez más, dependemos de la energía para mantener el grado de bienestar.

Una de las energías más limpias y renovable es la energía solar. La tecnología fotovoltaica es utilizada para capturar la radiación solar y convertirla en electricidad, mediante las placas solares (paneles fotovoltaicos).

Para convertir y distribuir esta energía solar fotovoltaica necesitamos una instalación que se compone de placas solares, convertidores estáticos de energía, protecciones eléctricas y equipos de control y monitorización.

Tipos de instalación fotovoltaica

  1. Instalación con conexión a red: Instalación conectada a la red eléctrica.
    • Instalación para generación: Orientada a la venta de la energía generada.
    • Instalación de autoconsumo: Destinada al consumir la energía generada por nosotros mismos.
      • Autoconsumo instantáneo: Consumimos la energía generada a tiempo real, y pagamos por la energía consumida en periodos de "no generación".
      • Autoconsumo por balance neto: Vertermos la energía excedente a la red electrica, y pagamos sólo por la energía consumida que no hayamos generado.
  2. Instalación aislada: Instalación que no está conectada a la red eléctrica.

Aspectos técnicos valorados

  • Tipo de panel: El panel fotovoltaico elegido cumple requisitos de calidad, garantía, origen del producto, tipo de tecnología y eficiencia del módulo. Para ello contamos con paneles rígidos con carcasa, tipo “baldosa”, flexibles impermeabilizantes, semitransparentes o traslúcidos, fabricados con estándares internacionales y con una vida útil de más de 25 años.
  • Peso soportado: Analizamos las sobrecargas dinámicas del conjunto panel-estructura en condiciones normales y extraordinarias (como puede ser la nieve, hielo o fauna). Con este análisis garantizamos que estas sobrecargas son perfectamente soportadas por la el conjunto.
  • Estanqueidad: La instalación de la estructura portante de las placas solares se acomete con sujeciones especiales para garantizar una perfecta estanqueidad, minimización de dilataciones por temperaturas de -50ºC a 110ºC y reducción de vibraciones por la acción vibratoria e intermitente del viento.
  • Factores climatológicos: Las placas solares junto con su estructura portante están diseñadas con el método de análisis estructural de matrices de desplazamiento según la velocidad del viento de la instalación con factor de seguridad de 2,5 para que soporte sin ningún problema la presión frontal que ejerza el viento.
  • Tipo de cubierta: Para cada tipo de cubiertas (planas, a una, dos, tres y cuatro aguas, quebrada, diente de sierra) y por tipo de material (teja árabe, mixta, francesa, portuguesa, panel sándwich, pizarra, chapa, vidrio, fibras sintéticas) analizamos la estructura portante más adecuada en forma y material para garantizar la impermeabilidad del tejado, su correcto aislamiento térmico y la no alteración de los esfuerzos del armazón original del tejado o cubierta (correas, vigas y riostras).
  • Orientación: Optimizamos la orientación de las placas solares para recibir la máxima energía del sol, determinando el acimut “α” (ángulo que mide la desviación respecto al ecuador) y la inclinación o elevación “β” (ángulo formado por la superficie del módulo y el plano horizontal).
  • Estructura: Las estructuras portantes que instalamos les hemos diseñado mediante elementos finitos (MEF) con el fin de afirmar que la estructura satisface todos los criterios de diseño adoptados al tejado en cuestión. Para ello se determina las cargas y se analiza el factor de seguridad mínimo en el análisis estructural y de estabilidad según la norma EN 1991-2-4: EUROCÓDIGO 1.
  • Zonificación: Hacemos un plano de zonificación del tejado, donde se muestran las zonas donde se debería evitar la colocación de paneles solares, para evitar sobreesfuerzos en las jácenas, correas etc También con esta zonificación sabemos qué zonas del tejado son más productivas y cuales menos.